Crianza

Tu hijo no tiene hiperactividad, tú sufres de hiperpasividad en la crianza

Los niños son inquietos, mucho, pero es su naturaleza. Sin embargo, un buen padre no debe actuar de manera pasiva en la crianza, debe tomar las riendas.

16 de Diciembre de 2021 - 13:29 hs

Tu hijo no tiene hiperactividad, tú sufres de hiperpasividad en la crianza (Pexels)

Los niños son seres inquietos y llenos de energía que no dejan de saltar y moverse desde que se despiertan hasta que se vuelven a dormir. Ellos hablan, corren, se expresan y juegan tanto como pueden; parte del trabajo de los padres es poner una barrera entre lo bueno para su desarrollo y lo que se sale de esos límites. Así que piensa ¿Tu hijo tiene hiperactividad? o tú sufres de hiperpasividad en la crianza.

Para los padres es muy fácil pensar que los niños tienen algo mal cuando su comportamiento es errático en todo momento, pero ¿Has considerado que no sea tu hijo el que tenga algo mal sino tú? Muchas veces el comportamiento de los pequeños de hogar no es causado por un problema de aprendizaje o en su desarrollo, sino por padres que tienen miedo a poner límites. 

Amar a tu hijo es darle una buena guía 

Sí, todos los padres amamos a nuestros hijos tanto que incluso daríamos la vida por ellos sin pensarlo, sin embargo, esto no quiere decir que no debemos ser firmes con ellos algunas veces. Tener miedo a imponer límites hace que tu hijo crezca siendo irrespetuoso, hiperactivo, voluntarioso y además grosero. Amarlos de verdad significa darles una buena guía en la vida.

Darle a tu hijo rienda suelta para hacer todo lo que quiera con tal que “esté feliz”, hace que poco a poco le cedas el control de la crianza a un niño que no conoce qué es lo mejor para él, en lugar de hacer lo que es mejor para él. Viéndolo de otro modo, es como si ambos fueran en un auto y dejarás que tu hijo maneje el volante. Imagina todas las posibilidades catastróficas.

Lee también: Síntomas que indican que tu hijo tiene trastorno de déficit de atención e hiperactividad

Poner límites a tu hijo es necesario, es como tomar ese volante tú mismo y guiarlo a un lugar seguro hasta que sea capaz de conducir el auto por su propia cuenta. Los niños creen que saben lo que necesitan porque no comprenden las consecuencias de la felicidad instantánea. Es por esto que como padres debemos actuar en pro de su crecimiento, aunque terminemos como los malos. 

No le cedas el control 

Tu hijo no es hiperactivo, tú eres hiperpasivo con él (Pexels)

El TDAH, es una enfermedad bastante común que tiene diferentes grados de agudeza, pese a ello, se estima que solo el 5% de la población infantil la sufre. Por ello es que más de la mitad de los casos de autodiagnóstico hechos por los padres terminan siendo erróneos. Los síntomas son confundidos, por ello es que para un diagnóstico certero se necesita de una opinión experta. 

Lee también: Consejos para criar con amor a un niño con Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad

La mayoría de los niños no tienen este problema, tan solo son eso, niños inquietos. La diferencia entre ellos es que tienen padres hiperpasivos que no los corrigen cuando tienen malos comportamientos, por ello se mantienen en esa línea. No siempre son los niños los que tienen el problema, de hecho, la hiperactividad en los niños comúnmente es causada por culpa de los padres.

Ser padres no es nada fácil, eso lo sabemos bien, pero en la medida de lo posible debes olvidarte de tus conflictos internos y hacer lo que es mejor para tu hijo en estos casos. Ser un padre pasivo no solo te dará consecuencias inmediatas a ti, sino que marcará permanentemente el futuro de tu hijo y eso es algo que nada quiere. Él se merece lo mejor, así que debes hacer lo posible por dejar de actuar pasivamente. 

 

Y bien, ¿Conoces a padres hiperpasivos?

0%
No 0%
Sigue leyendo

Más de Crianza