PUBLICIDAD

Mente

Malos hábitos que arruinan tu productividad cuando trabajas en casa y cómo solucionarlos

Trabajar en casa puede ser más difícil de lo que parece, sobre todo cuando luchas contra los malos hábitos que arruinan tu productividad. Te decimos cómo librarte.

17 de Diciembre de 2021 - 13:50 hs

Malos hábitos que arruinan tu productividad cuando trabajas en casa y cómo solucionarlos (Pexels)

Tener un trabajo que puedas hacer desde el hogar es todo un bendición por muchas razones, sin embargo, también hay muchos retos a los que te enfrentas al desempeñar tus labores. Uno de ellos son los temidos malos hábitos que arruinan tu productividad cuando trabajas en casa, por eso hoy te enseñamos a identificarlos y cómo solucionarlos de una forma muy sencilla. 

Establecer una rutina es esencial para la creación de hábitos (sean buenos o malos). Desafortunadamente no todas las rutinas que empleamos son tan buenas para nuestro crecimiento personal o laboral. Hay rutinas y hábitos que empleamos diariamente que afectan la productividad sin que siquiera nos demos cuenta de ello y debemos trabajar para mejorar. 

Hábitos que te arruinan

Los malos hábitos son algo difícil de identificar en nosotros mismos ya que la mayoría del tiempo los percibimos como parte de nuestro estilo de vida, sin embargo, comenzar al ver las repercusiones se vuelve más obvio. Estos hábitos, por ejemplo, afectan tu vida laboral más de lo que te imaginas, afortunadamente siempre hay formas de solucionarlo. 

5. No establecer horarios

Trabajar en casa resulta todo un reto cuando no tienes horarios establecidos o un lugar fijo y acondicionado para desempeñar tus labores; esto por que se las tareas domésticas y laborales se combinan en una sola. La mejor forma de solucionarlo es asignar un horario y un espacio a cada una de tus actividades, de ese modo te será más fácil atender cada cosa. 

Lee también: Mitos sobre la productividad que hemos creído por mucho tiempo sin razón alguna

4. No asignar prioridades 

Las prioridades son la base de toda rutina productiva y bien establecida. Atender lo más urgente resulta indispensable para que nada quede sin atenderse y puedas descansar del estrés de tener cosas por hacer. Asigna a cada labor un nivel de prioridad de acuerdo a los resultados que quieras obtener, esto lo puede realizar fácilmente con una matriz de prioridades, así ninguna cosa importante quedará sin atender.

3. Falta de actividad física

Hábitos que arruinan tu productividad trabajando en casa (Pixabay)

Trabajar desde casa y no tener que transportarse más que de la cama al escritorio puede hacer que tengas un vida muy sedentaria, lo cual no solo afecta severamente tu salud a largo plazo sino que además afecta tu productividad. Para mantener tus funciones adecuadamente debes realizar por lo menos 30 minutos de ejercicio al día. La vida te cambia y ni siquiera te das cuenta. 

Lee también: Hábitos que te ayudan a mejorar tu productividad y benefician tu salud

2. Falta de interacción social 

Una de las desventajas de trabajar desde casa, es que se pierde por completo el aspecto informal de cualquier trabajo en donde los compañeros conviven e interactúan socialmente. Esto, pese a parecer no tener relevancia en las labores en realidad si llega a afectar pues el ser humano evolucionó como un ser social y no como individuos aislado. Salir e interactuar con otras personas es necesario

1. Dejarse llevar por distracciones

Estar en casa es un distractor constante con el que debes aprender a lidiar, pues entre una cosa y la otra fácilmente puedes perder el hilo de lo que haces, ya que ni no se separan los roles de trabajador y persona nunca. Establecer límites es importante para no permitir que asuntos no relevantes te distingan de lo que haces y puedas continuar con tranquilidad en tu trabajo. 

 
0%
No 0%

Sigue leyendo

Más de Mente