Mente

Querido Dios, no permitas que la depresión se lleve lo más bonito de mí

La Organización Mundial de la Salud dice que al menos 300 millones de personas están en la lucha, la depresión es real y puede llevarse lo más bonito de ti. 

14 de Marzo de 2021 - 12:17 hs

Querido Dios, no permitas que la depresión se lleve lo más bonito de mí (Foto Pexels)

Sé que por más que intentemos no podemos planear la vida. A veces basta que una pieza cambie de lugar para sentirnos abrumados. La salud mental no es un juego y la depresión menos. Es una enfermedad clínica que puede convertirse en severa. Por favor, querido Dios, no permitas que se lleve lo más bonito de mí. 

La depresión no avisa, de pronto tus días se vuelven tristes, son millones de jóvenes y adultos los que están en la lucha. De este trastorno que te puede robar más que la calma. La depresión es más que lágrimas, es sentir un vacío que no tiene explicación, es perderle las ganas a lo que antes nos motivaba, es sentirte cansada y sin esperanza. 

ELLAS Y NOSOTRAS

Dios no dejes que la depresión se lleve lo más bonito de mí 

Sin embargo, la depresión también te daña a nivel físico, cuando los dolores de cabeza te interrumpen, cuando los calambres aparecen, cuando los problemas digestivos se vuelven cotidianos. Cuando los pensamientos negativos no cesan y empiezas a imaginarte lo peor, ahí es cuando todo puede terminar de una forma desgarradora. 

Querido Dios, sé que no es fácil, sé que he perdido mi brillo, que aunque ría a carcajadas siento que algo me falta. Que me cuesta trabajo hablar con la gente que quiero, que quiero sanar y a la vez no puedo dar ese paso. Sé que la vida no es un plan, que las lecciones pueden llegar a ser muy fuertes, por favor no me sueltes. 

Leer también: Claves para saber si tu ex te sigue amando

Querido Dios, no me sueltes porque no quiero rendirme, pero tampoco quiero hacerlo sola. Y es que ya lo he intentado de una y mil formas pero no puedo. La depresión me ha vuelto su marioneta favorita, me hace como quiere, sé que no soy yo, sé que detrás de todo eso hay algo bien bonito, esa parte de mí que un día se apagó. 

Querido Dios...

Querido Dios, no permitas que la depresión se lleve lo más bonito de mí- Foto Pexels 

Querido Dios, no dejes que mi corazón diga que ya no puede. No permitas que mi mente me engañe, que me diga que no soy capaz de hacer las cosas que quiero. Por favor, no dejes que la depresión me lleve a buscar personas que ya no me extrañan, que me han sacado de su vida, no permitas que me hunda cada vez más. 

Leer también: Saber amar a otra persona va más allá de sentirlo, hay que demostrarlo

Querido Dios, ayúdame en las noches, cuando no encuentro la salida, cuando el insomnio me impide descansar, cuando quiero hacer todo a la vez y me frustro. Deja que te sienta en mi corazón, deja que tu calma llene cada rincón de mi alma, deja que tenga la fuerza para superarlo. 

Por favor, querido Dios, no me sueltes, voy a luchar hasta el último suspiro, hasta que sienta que mis heridas han sanado, hasta que la vida me confirme que todo valió la pena. No voy a derrumbarme ahora aunque sienta que ya no puedo más. Aunque quiera salir corriendo, dame fuerza, dame sabiduría, dame coraje, pero por favor, no me dejes sola con esta depresión.

Y bien, ¿te has sentido así?

0%
No 0%

En esta nota

Sigue leyendo

Más de Mente