Mente

Se rieron de ella cuando comía tacos en Coatzacoalcos, ahora Salma Hayek les calla boca con éxito y ceros en su cuenta

Se reían de Salma Hayek por querer hacer una carrera en Hollywood, y ahora, ella es una gran celebridad. Su perseverancia la llevó a nunca abandonar sus sueños.

07 de Noviembre de 2021 - 12:05 hs

Se rieron de ella cuando comía tacos en Coatzacoalcos, ahora Salma Hayek les calla boca con éxito y ceros en su cuenta (Foto especial Instagram @salmahayek)

Una joven nacida en Veracruz marcó su debut en la televisión con tan solo 18 años, mostrándose así como una gran promesa para el cine mexicano, sin embargo, su sueño era conquistar el cine internacional sin importar lo difícil que fuera. Se rieron de ella cuando comía tacos en Coatzacoalcos, ahora Salma Hayek les calla boca con éxito y ceros en su cuenta. 

Casi una década atrás, en una entrevista exclusiva para Vanity Fair, Salma Hayek abrió su corazón al confesar lo mucho que le costó llegar al punto de su carrera donde se encuentra ahora. Lágrimas, noches de amargura, burlas, desprecio y mucho más fue lo que tuvo que soportar para poder llegar al estrellato y poner el nombre de los latinos en alto. 

Siempre buscando dar lo mejor 

Salma Hayek llegó a Estados Unidos en 1991 cuando tenía tan solo 24 años de edad con una sola meta en la mira, poner el nombre de los latinos en alto y demostrar que era más que solo una cara bonita en el espectáculo. Estaba convencida de que era lo que tenía que hacer, aunque sabía que era difícil, lo que no imaginó era hasta qué punto. 

Todos me decían que es imposible triunfar en el cine con un acento extranjero. Quizá me rebelé contra eso porque no creía que fuera verdad...Cuando llegué a Estados Unidos resultaba inconcebible que un actor de origen latino, sobre todo si procedía de otro país, interpretase un papel protagonista. La gente se reía de mí cuando hablaba de esa posibilidad.

Lee también: Salma Hayek prueba que envejecer es un arte y sin miedo presume sus canas

Pero las burlas solo le dieron un impulso mayor a Salma Hayek para demostrar que los latinos podían hacer cualquier cosa. Poco después de su llegada a Hollywood comenzó a recibir grandes papeles en producciones, aunque con un rol pequeño. Poco a poco se hizo de un gran nombre hasta que logró debutar (casi una década después de su llegada a EUA) como la protagonista de un gran filme “Frida”. 

Sin miedo hasta conquistar el éxito

 

Salma estaba consciente de que su sueño de conquistar el cine internacional era demasiado ambicioso y le costaría mucho trabajo, pero su hambre por demostrar que merecía tener la oportunidad de mostrar su talento internacionalmente la mantuvo firme hasta lograr lo que quiera. Sin embargo, en el cambio se vio frente a frente con el lado oscuro de la industria. 

Lee también: Salma Hayek rompe en llanto, pensó que le iban a dar el papel de nana y ahora es una heroína

Resulta que todo lo que me han estado diciendo durante toda la vida era mentira. Me dijeron que era imposible ser mexicana y trabajar como actriz en Estados Unidos. Me dijeron que, después de los 35, hay que empezar a bajar el listón con los hombres.

No me resigné y acabé ganando, precisamente por no haberme resignado (...) Me dijeron que después de los cuarenta ya no te llegan ofertas de trabajo, pero estoy en el mejor momento de mi carrera y de mi vida. Supongo que siempre he sido muy rebelde

Salma Hayek nunca se resignó a que le dijeran que no podía  lograr sus sueños y hoy, a sus 55 años, cuenta con una exitosa carrera internacional, un sólido matrimonio con uno de los magnates más adinerados del mundo, una familia hermosa con una hija que la ama y múltiples empresas. Logró conquistar el mundo. Se rieron de ella, pero aun así lo logró. 

 

Y tú, ¿Conocías esta parte de la vida de Salma?

0%
No 0%
Sigue leyendo

Más de Mente