PUBLICIDAD

Mente

Tres maneras de diferenciar la ansiedad normal de la patológica

Todas las personas en algún momento hemos sentido ansiedad, es una respuesta normal del organismo ante el peligro, pero ¿en qué punto se vuelve patológica?

12 de Mayo de 2021 - 17:18 hs

Cómo diferenciar la ansiedad normal de la patológica (Pixabay)

A lo largo de la vida vamos a vivir diversas experiencias, algunas que te dejan una sensación cálida en el pecho, mientras otras hacen que “la sangre se te vaya a los pies”. Es verdad que el cuerpo reacciona ante la posibilidad de peligro, pero hay tres maneras de diferenciar la ansiedad normal de la patológica.

Hoy en día, sobre todo luego de la cuarentena en 2020, es más común escuchar o leer en redes sobre personas que afirman tener algún trastorno o problemas emocionales que afectan su salud mental. Aunque existe mucha información donde se describen los síntomas, es importante recordar la importancia de acudir con un psicólogo para un diagnóstico oficial.

La ansiedad

Cuando te enfrentas a un peligro inminente, el cuerpo secreta una hormona llamada cortisol, que es la encargada de la sensación de estrés. A su vez, este te mantiene alerta para reaccionar, como si automáticamente te cambiaras de modo casual, a sobreviviente. Y es ahí donde entra la ansiedad normal, la que experimentamos en el día a día gracias al sistema nervioso central, y que nos es de mucha utilidad.

Por otro lado, los expertos de la Clínica Mayo, explican que se puede volver patológica en el momento en que esta sensación de pánico interviene en tus actividades diarias. En el preciso momento en que no logras diferenciar entre un peligro real y uno ficticio, se puede decir que has desarrollado un trastorno de ansiedad.

Lee también: El refugio psicológico que ofrecen los alimentos menos saludables

Técnicas para diferenciar la ansiedad normal del trastorno

3. Presta atención a los síntomas del trastorno de ansiedad generalizada (TAG)

Las preocupaciones son normales, es parte de que alguien o algo te interesen y que quieras que estén bien. Pero cuando esta se vuelve constante por al menos 6 meses consecutivos, puede ser TAG. A su vez, si esta incertidumbre se acompaña con al menos 3 síntomas de ansiedad, o si notas que te cuesta más interactuar con otras personas.

2. La ansiedad normal es pasajera, mientras que la patológica perdura

Cómo diferenciar la ansiedad normal de la patológica (Foto Pixabay)

Crea una línea de tiempo, donde vayas apuntando tus preocupaciones diarias y puedas analizarlas. Para decir que se trata de una patología, debes durar al menos 6 meses seguidos con la incertidumbre, así como revisar si estás buscando motivos para permanecer en este estado de forma cíclica. La ansiedad normal desaparece en cuanto el foco de preocupación se va, mientras que la patológica se queda y busca nuevos objetivos “justificados”.

Lee también: Coulrofobia: miedo irracional a los payasos y qué puede causarlo

1. Analiza tus síntomas

Para poder decir que se trata de un trastorno, debes identificar si tienes al menos 3 de los siguientes 6 síntomas: falta de descanso, facilidad para sentir fatiga, dificultad para concentrarse, irritabilidad, tensión muscular, y problemas para dormir. A su vez, estos pueden desencadenar otros más, o incluso desarrollar problemas más graves como la depresión. Lo ideal es consultar a un profesional de la salud mental para un diagnóstico confiable.

Si 0%
No 0%

Sigue leyendo

Más de Mente