PUBLICIDAD

Relaciones

Hábitos de pareja que a simple vista no parece, pero son tóxicos

Estamos tan acostumbradas a seguir ciertos patrones en las relaciones de pareja, que no nos damos cuenta de lo dañinos que son hasta que nos afecta.

15 de Diciembre de 2021 - 19:26 hs

Qué hábitos de pareja no parece que son tóxicos y sí son (Pexels)

Muchas de las conductas que tenemos, y que ya son casi automáticas en nosotros, son aprendidas de nuestro entorno. Así es como la cultura se va pasando de generación en generación, y lo mismo sucede con ciertos patrones en las relaciones románticas. Por eso te quiero abrir los ojos y que actúes sobre los hábitos de pareja que a simple vista no parece, pero son tóxicos. 

Son esos pequeños detalles que de un inicio se sienten bien, luego va cambiando ese sentimiento hasta describirlo como “raro”, pero no sabes bien por qué. Te dejas guiar por lo que has aprendido que es “normal” en las relaciones de pareja, y así es como empezamos a ignorar a nuestra intuición. Escúchala, la mayor parte del tiempo ella tiene la razón. 

La verdad es que no debes soportar nada con lo que te sientas incómoda, sin importar si para tu pareja es “normal” o no. Es importante aprender a poner límites saludables, y estar con alguien que sepa respetarlos. De lo contrario, poco a poco irán cayendo en estos hábitos tóxicos que no solo van enterrando la relación poco a poco, sino también te afecta emocional y mentalmente. 

Hábitos que no parecen tóxicos, pero sí son 

5. Ir juntos a todos lados 

No importa si es una reunión con tus amigas, con sus amigos, del trabajo o de lo que sea. Estar todo el tiempo juntos, de alguna manera, no deja respirar la relación. Además de ser la pareja de alguien, cada uno de ustedes es un individuo que necesita su propio espacio. Este hábito puede llevarlos a sentirse asfixiados con la presencia del otro, e irá dañando el vínculo poco a poco. 

Lee también: Cómo amarnos después de terminar una relación tóxica

4. No controlar las reacciones 

Todo mundo tiene derecho a sentir lo que siente, ya sea enojo, tristeza, felicidad, incluso celos. A veces los satanizamos demasiado, pero no son estos últimos los que terminan una relación, sino la manera en que reaccionamos a ellos. Hay que comprender que esa emoción es de quien lo siente, así que no es responsabilidad de tu pareja lidiar con ellos. A menos claro, que no sean celos tal cual, sino que lo hayas atrapado con “las manos en la masa”. 

3. No hacerse responsable de las emociones propias 

Qué hábitos de pareja no parece que son tóxicos y sí son (Foto Pexels)

Para que una relación funcione de manera saludable, ambas partes necesitan desarrollar inteligencia emocional. Esto quiere decir que cada uno se hace responsable de lo que siente, pues sabe que el otro no “le hace sentir” nada. Pero también, está el otro lado donde sabes bien que estás alimentando ilusiones, esperanzas y cariño, sin tener la verdadera intención de hacer algo con ello.  

Lee también: Estar con una pareja tóxica, impacta negativamente en tu salud

2. Continuar la relación con rencores 

Suele pasar cuando alguno de los dos traiciona la confianza del otro, que la relación peligra y empieza este baile de no saber si seguir o no seguir. La cosa es sencilla si lo miras fríamente, basta una pregunta para saber si vale la pena continuar. ¿Eres capaz de perdonar y soltar lo que hizo que te lastimó? Si la respuesta es un sí honesto, entonces no habrá problemas de rencores en el futuro. De lo contrario, es simplemente aplazar lo inevitable. 

1. Enamorarte de su potencial 

Para algunas personas es imposible no reparar en el pensamiento de “si fuera así...”. Pero una cosa es que pase eso por tu mente, y otra muy diferente es que te comprometas a esperar a que suceda, y decepcionarte cuando no. Enamorarte del potencial de alguien, y no de quien realmente es, se traduce en romper tu propio corazón desde el inicio. 

0%
No 0%

Sigue leyendo

Más de Relaciones