Relaciones

Prefiero pasar una Navidad sola que seguir soportando los engaños que sufrí a tu lado

No, no necesito estar acompañada, ni tener a un hipócrita a quien llevar a la casa de mis papás. Prefiero una Navidad sola que seguir aguantando tus engaños.

10 de Diciembre de 2021 - 17:52 hs

Prefiero pasar una Navidad sola que seguir soportando los engaños que sufrí a tu lado (Pixabay)

Mi mamá siempre me dijo que es mejor estar sola que mal acompañada, pero no lo había entendido hasta este momento de mi vida en donde, con certeza, te puedo decir que prefiero pasar una Navidad sola que seguir soportando los engaños que sufrí a tu lado. Ya no quiero ver tu cara nunca más y no me importa lo que otras personas puedan pensar sobre mí. Prefiero estar sola que contigo. 

No me importa tener que preparar la cena para uno solo, ni abrir los obsequios que te compré yo sola, ya que gracias al cielo que no tuvimos hijos. No me importa tener que poner todas las decoraciones sola, tener que subirme a una escalera para poder alcanzar los platos de arriba en la alacena. Ninguna de esas cosas me importan porque quiero que sepas que no te necesito y que jamás en mi vida te quiero volver a ver. 

Libre de tus engaños 

Me sigo sintiendo una tonta por no haberme dado cuenta antes de lo poco que te necesitaba. Me hiciste creer por mucho tiempo que estabas enamorado de mi y que pasaríamos el resto de nuestros días juntos, que creí que todo valía la pena siempre que estuvieras a mi lado, pero al salir por la puerta te transformabas en un ser completamente diferente, uno que ni su propia madre reconocería. 

Eres un vil y tramposo embustero que no quiero volver a toparme en el camino. Te lo dí todo y aun así me pagaste con la moneda más baja de todas, me traicionaste, te burlaste de mi y encima de todo tienes el descaro de mentirme en la cara diciéndome que todo lo he inventado. Vete, no te quiero y no te necesito más en mi vida, de hecho, jamás te necesité. 

Lee también: Cosas que los infieles compulsivos tienen en común, ahí no es amiga

Prefiero pasar la Navidad, el año nuevo y las pascuas yo sola que tener que volver a verte otra vez. Que me engañaras con una sucia no es lo que más me dolió, sino que yo creí en ti cada una de las veces en que me aseguraste que no pasaba nada, que ella era “una amiga” solamente. Ya veo que la clase de amistades que teníamos tú y yo son completamente diferentes. 

Un trago a tu salud, para que jamás regreses 

Prefiero una Navidad sola que seguir con tus engaños (Pixabay)

Sé que te arrepientes de lo que hiciste, o por lo menos eso es lo que tu boca cuenta, pero esa tonta que se creía todo lo que decías ya no existe más. Te descubrí de la manera más baja de todas, así que no vuelvo a creer nunca en mi vida y espero que te rindas de una vez por todas porque ya nunca volverás a lo que teníamos. La última vez que mencione tu nombre será para brindar para que jamás regreses. 

Lee también: Cuál es el motivo por el que los infieles no duermen con su amante

¿Tus cosas? te las devuelvo, a final de cuentas son solo la prueba de cada una de las traiciones. Que tonta por no haberme dado cuenta de que cada noche que llegaba con obsequios, no era porque se te había hecho tarde, sino porque estabas con otra burlándose de mí. No quiero tus regalos, no quiero tu perdón y no te quiero a ti nunca más. 

Sin embargo, también te quiero dar las gracias. Gracias por hacerme saber la mujer fuerte que soy y lo poco que necesito de sujetos como tú. Gracias por enseñarme que ni los “mejores” hombres pueden cumplir una simple promesa como la de ser fiel; y también, gracias por haberme abierto los ojos, porque al final me di cuenta de que todos esos que me decían que no valía la pena lo nuestro tenían razón. Con ellos, me disculpo. 

 

Y tú, ¿Prefieres una Navidad sola que mal acompañada?

0%
No 0%
Sigue leyendo

Más de Relaciones