PUBLICIDAD

Relaciones

Si realmente me amas de verdad, entonces ¿Por qué no escuchas lo que te digo?

Amar no solo es compartir un techo y acurrucarse juntos por las noches, amar es el arte de hacer que la otra persona se sienta acompañada aún cuando esté sola.

16 de Diciembre de 2021 - 08:00 hs

Si realmente me amas de verdad, entonces ¿Por qué no escuchas lo que te digo? - Roberto Lizarde Lopez (Pixabay)

Si hay algo peor que la soledad, eso es sentirse solo cuando tienes pareja. Lo más triste de todo, es que esto es algo con lo que la mayoría nos podemos identificar pues hemos tenido en nuestra vida ese alguien quien le hubiésemos querido decir en la cara “Si realmente me amas de verdad, entonces ¿Por qué no escuchas lo que te digo?” porque un amor a medias no es amor. 

Una vez una sabia persona dijo que el secreto para tener una larga y feliz vida de pareja es 90% de escuchar y 10% de amarse el uno al otro, pues es la base en la que se construye todo lo demás. Palabras que cuando se llevan a la práctica hacen toda la diferencia, ya que como dice un célebre abogado “El 99.9% de los divorcios no se dan por falta de amor, sino por falta de comunicación”.

Escúchame, por favor, te lo pido 

Querido amor, te escribo porque me he quedado sin voz. Las palabras ya no saben de mi boca porque he tratado hasta el cansancio de hacer que me notes, que notes que estoy a tu lado y que no solamente soy un bulto junto a ti en la cama. Te escribo para que sepas que sigo aquí, luchando por ti, por mi, por nosotros, para saber si hay señales de vida en esto que llamamos matrimonio en donde me siento perdidamente sola. 

Dices que me amas, pero ¿Entonces por qué no escuchas nada de lo que te digo? ¿Por que estando a tu lado me siento en un monólogo infinito donde no tengo publico? Si dices que me amas, si realmente me amas de verdad, por favor aprende a escuchar lo que te digo. No deseo más tener ese sentimiento de molestia en el enojo por tener que repetir cinco veces todo, todos los días. 

Lee también: Querido corazón, por favor deja de amarlo, sólo haces que duela más poderlo superar

Siempre actúas distraído, y sí, sé que parte de eso fue la razón por la que me enamoré de ti. Por ser ese chico distraído y soñador que se la pasaba viendo el horizonte en búsqueda de nuevas oportunidades. Sin embargo, parece que ni un rastro quedó de aquel hombre, pues hoy todo lo que veo es un sujeto que con una pantalla frente a su rostro que no presta atención a lo que le rodea. 

Nótame, sigo aquí

Si me amas de verdad, entonces ¿Por qué no me escuchas? (Pexels)

Cariño, te pido que me notes ahora que sigo aquí, pues a pesar de que estoy haciendo lo posible por ayudarnos, no seré yo siempre la que esté llevando el barco a un lugar seguro. Llegará el momento en donde ni mis fuerzas ni todo el amor que tengo por ti sean suficientes y me iré, no porque no te ame, sino porque en algún momento tú dejaste de hacerlo y yo no me lo merezco. 

Lee también: Querido Dios, no permitas que la depresión se lleve lo más bonito de mí

Yo hablo, o por lo menos creo que lo hago, porque palabras salen de mi boca, sonidos son interpretados por mis labios pero con todo y ello la única respuesta que tengo de ti es un “sí” con la cabeza. Creo que en algún momento me volví invisible, una presencia solamente con la que aprendiste a convivir y que de vez en cuando notas. No quiero eso para nosotros, no quiero eso para mí. 

Quiero que cuando tenga un mal día tengas la capacidad de darme tu atención por más de 5 segundos, que cuando hables conmigo no solo se trate sobre lo que te sucedió en el día o de lo que tus amigos hacen. Tú dices que me amas, pero si debe verdad lo haces, debes aprender a notarme y escucharme. Si dices que me amas, por favor, ya no me hagas sentir sola nunca más. 

0%
No 0%

Sigue leyendo

Más de Relaciones